martes, 18 de diciembre de 2012

Autoestima y respeto en las relaciones afectivas.

Autoestima y respeto en las relaciones afectivas.

La base de las relaciones es el justo amor propio. Los seres humanos tienen derecho de ser felices, de desplegar de manera libre y responsable sus capacidades para vivir plenamente. Esto es autestima. REconocer lo que somos y lo que valemos es parte del crecimiento personal. No es posible conviovir ni respetar ni amar a los otros si uno no se ama a sí mismo. Guardando la proporción, una persona que no reconoce su propio valor acabará por negar la valía de los otros.
Es cierto que el compromiso es un componente de la amistad auténtica, pero no debe llegar al sacrificio; no debe negar nuestro propio valor. La reprocidad es necesaria para que existiera amistad.
En la amistad, como en todas  las relaciones afectivas debe además existir el respeto. Una buena autoestima permite desarrollar relaciones sanas, en las cuales el respeto es pieza fundamental. Cualquier relación donde se pierde el respeto es perjudicial para las personas.
Autoestima, reciprocidad y respeto son las claves del compañerismo, de la amistad y, en general, de cualquier relación afectiva.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada